miércoles, 30 de noviembre de 2016

AMORRS PERROS

El hombre pensaba...

lunes, 31 de octubre de 2016

COMO JUGANDO


  • Dos de la tarde, el sol en su máxima expresión. Autos, camiones, ómnibuses circulan a gran velocidad  a pesar q no deben pasarse los 90 km/hora, igual,  corren como energunenos. 


viernes, 30 de septiembre de 2016

MÉDICOS

Los Pasillos de la clínica son mudos testigos de lo que ocurre todos los días, las 24 horas, los 365 días del año. Situaciones diversas, de alegría, emoción, tristeza, broncas, aventuras amorosas. 

jueves, 30 de junio de 2016

POLICÍAS CUTREROS

Fin de semana, sábado, día del pueblo, movimiento nocturno en toda la ciudad. Alboroto en la comisaria, todos los efectivos policiales se pelean por salir a patrullar las calles de Lima. El interés desmedido es porque al terminar la jornada de trabajo los uniformados llegan felices, chinos de risa, con la barriga inflada de tanto tragar, los bolsillos llenos, con billetes y monedas producto de las coimas.

En el otro lado de la ciudad, Fortunata, 65 años, se dispone a dormir tempranos, la razón, tendrá que levantarse temprano para irse a trabajar a la parada donde está su negocio. No tiene necesidad de hacerlo, pero toda su vida ha trabajado, quedarse en casa solo la conduciría  a la tristeza y a la muerte antes de tiempo.


Los policías, tenían cuatro horas de "trabajo" y estaban felices, cada uno acariciaba 400 soles y bien guardado en el bolsillo. La noche fue buena, habían "picado" 800 mangos, la cosa es fifty fifty. Ya tragaron su pollo a la brasa de rigor, también ya eructaron de manera escandalosa, sonora, que la bulla de los coches silenció.

El reloj marcaba las cuatro de la mañana, Fortunata estaba sentada en el bus, destartalado, bullicioso que la llevaría  a su centro de labores. El vehículo estaba casi vacío, la madrugada fría, solo se escuchaba a un niño que entonaba una canción de Chacalón, al pasar el sombrero, solo recolectó algunas monedas.




Los policías seguían haciendo su noche, deteniendo vehículos para "picarlos" no hay otro fin, dejando a los ciudadanos a su suerte, que sean asaltados, incluso en sus propias narices. El copiloto observa a un bólido azul de lunas polarizadas cruzar disparado por una avenida, los dos se miran y ríen a carcajadas, se frotan las manos y el que maneja dice: está huevón ese cojudo que se cree. Su compañero vocifera:Pisa, pisa que se nos escapa.

Detienen al vehículo, baja el copiloto de la patrulla, habla con el conductor del bólido, detecta aliento a alcohol . El infractor sin miramientos dice: como es, el policía: mil soles, aquí tiene, gracias, ¿puedo irme? siga su camino caballero dice la autoridad corrupta sin ocultar su alegría. Quemando llantas salió disparado el borracho.

Fortunata se levanta de su asiento y baja en el paradero, cruza la avenida y grita: ayyyy, un golpe fuerte, seco. El borracho del bólido causante de la tragedia vocifer: Noo, vieja cojuda para que te cruzas. La mujer murió en el acto. Aparecen los curiosos, la escena es de espanto. Llega la patrulla que dejó libre al asesino por mil soles. El copiloto baja rápido y dice: llamen  a la ambulancia, un indigente que presenciaba la escena le dice: ya para que, está muerta, sí, dice el policía cutrero, se acerca y retira el periódico que cubría la cara de la atropellada. Nooo, mamaaá dice, no puede ser; se vuelve loco, por mi culpa estás muerta, nooo, sigue gritando, con su pistola de reglamento en mano se dispara un tiro en la cabeza.





martes, 31 de mayo de 2016

UN PASEO POR LAS CUCARDAS

El lugar no es confiable, sobre todo en la noche, la poca luz tenue de la calle, los huecos salvajes de la pista, locos y fumones que pululan por la zona, suman para decir que el panorama es tenebroso, horrible; pero no importa para los parroquianos que urgidos en divertirse, pasar una noche alegre y, descargar su adrenalina sexual, arriesgan su pellejo y como sea llegan a las "Cucardas", el prostíbulo más conocido en Lima.

La 4x4 de Percy entra por ese lugar desconfiable, lleno de baches. Varios hombre de mal aspecto lo abordan y le recomiendan un estacionamiento seguro en una cochera.
Dejando a buen recaudo el "bolido", bajan Percy y sus amigos, Ernesto y Felipe. Contentos se dirigen a las "Cucardas". De arranque en la puerta dos gorilones lo escanean a los tres, revisándoles hasta las "boloñas", para asegurase de que no lleven armas, los amigos se incomodan, se miran, pero siguen adelante. Ahora a pasar por "cajatambo", 35 morlacos por cabeza, que Ernesto paga, es el mas entusiasmado, en abstinencia, llega de Italia, con sus fichas y quiere divertirse.

Luego de cancelar por el ingreso, otros dos gorilones exigen revisarlos. Uno cabezón, trinchudo, cara de perro flaco dice: no se permiten celulares, los tres se miran sorprendidos, molestos, el mastodonte insiste, los tres a regañadientes dejan los aparatos en resguardo, donde un viejo pelado, chato, mofletudo los recibe y les entrega una tarjeta con número, requisito para reclamar los aparatos.

Una vez revisados hasta el alma, los tres amigos entran, por fin, al corazón de las "Cucardas". Empieza la aventura, caminan por un pasadizo, en la primera puerta está parada como todas una linda nena de 22 años, Lorena (seguro, nombre de batalla) ecuatoriana, que sonríe, bueno todas las chicas esbozan una sonrisa a todos los parroquianos, así no sea de su agrado, parece una regla básica de la casa; buena atención al cliente que le dicen o para justificar las 35 "lucas" que se paga por ingresar.




Siguen avanzando, Ernesto el más afanoso no sabía que hacer, quería entrar a la primera, pero se contuvo y haciendo caso a sus amigos siguió caminando y revisando el panorama, donde las mujeres son la atracción principal. Es como caminar en un mercado, te cruzas con todo tipo de hombres, jóvenes, viejos, flacos, gordos.  Las "chicas" tiene un frase favorita: ¡hola guapo! acompañada de la infaltable sonrisa, así no seas favorecido, total es su "chamba" y quieren elevarte la autoestima.

Los amigos siguieron desfilando por los pasillos, mirando, deleitándose con las potentosas mujeres, para todos los gustos, las hay colombianas ecuatorianas, venezolanas y como no, peruanas, todas con un requisito indispensable: guapas, buen cuerpo, y favorecidas con el trasero.

La iluminación donde predomina el rojo, color característicos de los burdeles es cómplice de las travesuras de las "chicas" que solo usan un bikini, como si estuvieran en la playa. En la confusión de los transitados y trajinados pasillos, una de ellas le tocó el poto al Felipe, y otra guapetona le tocó los genitales como invitándole a que entre a "jugar" con ella. Los amigos seguían dando vueltas en los dos niveles que tiene el local y, a la vez, relajándose y decidir con cuál  de las traviesas la pasaban bien.

La música sugerente indicaba que empezaba el show, muchos fueron a paso ligero a disfrutar del espectáculo, un enano se cruzó presuroso delante de los tres amigos, ellos se rieron a carcajadas. De pronto Ernesto desapareció, Percy y Felipe sonrieron, entendieron, especularon y dijeron; ya era hora que entré, estaba muy ansioso. Los dos amigos caminaron a observar el show del "tubo", donde un flaca hacía sus piruetas, a la vez que se sacaba el brasier y luego , sutilmente, las bragas, quedando como Eva, justo al término de la canción de fondo, los"mirones" o mejor dicho los parroquianos aplaudían contentos.

Como arte de magia apareció Ernesto, feliz y dijo: muchachos unas cervezas y caminó hacia la barra y trajo tres "chelas" heladas, personales. Carajo, dijo, me han asaltado, 15 lucas cada botella, los tres rieron y se refrescaron con el liquido. Luego pasaron a disfrutar de las "bandidas" Percy y Felipe. Luego dar vueltas por el local, se fueron contentos, pero con hambre, pidieron en resguardo sus celulares y salieron. Percy arrancó la 4x4 y arrancaron, entre bromas y risas de lo que fue la aventura en las "Cucardas".





jueves, 31 de marzo de 2016

INDECISO

Pedro, 40 años, en su "barrunto" todos lo conocen  como "sueño", por su forma de mirar, parece que esta dormido y cuando duerme parece que está despierto. Obrero, soltero, no desea casarse, lo hará cuando sus ahorros le permitan afrontar como se debe el matrimonio. Vive con su madre de 76 años en una precaria vivienda en los cerros de Villa María.

Está preocupado por el sancochado que son las elecciones, no sabe por quién votar. Para salir del apuro ha decidido deshojar margaritas. 

Por Alan García, no pasa nada, lo considera un corrupto, ladrón, un delincuente de saco y corbata, un gordo viejo, pelo pintado que hace el ridículo bailando reggaeton y que su primer gobierno fue un mamarracho, destruyó el país y el segundo liberó narcos, también recuerda el caso de los petroaudios, sí el de las "ratas".

Apoyar a Keiko, lo piensa bien, noo -dice- mientras recuerda que fue mala hija, cuando torturaban a su madre, ella se hizo de la vista gorda, prefirió estar al lado del poder que representaba su padre, el hoy preso, Kenya Fujimori. Que nunca trabajó y como congresista  no hizo un buen trabajo, tuvo muchas ausencias y que solo fue a calentar su "curul" en el Congreso.

"Sueño" sigue deshojando margaritas y con cara de preocupación dice: y si voto por el "Cholo", hace una mueca como diciendo: nones, es borracho, mujeriego, impuntual  y corrupto y explica el caso de "ecoteva" sí, el que ha sepultado ha Toledo de toda aspiración política.

Sigue descartando y apuesta por Barnechea, se alegra, piensa votar por el "principe" porque tiene una visión profunda del Perú, además de culto e intelectual. Se desencantó rápido al enterarse que el candidato de la lampa rechazó un sombrero que un poblador le obsequió y no aceptar una porción de chicharrón a una señora. 

Verónika Mendoza, tampoco se merece mi voto, fue del partido de Ollanta y viajò a Venezuela con la chamuscada Nadine. Simpatiza con el desastroso  gobierno de Maduro, ah y tiene 36 años, la misma edad cuando Alan Garcìa nos gobernò y su gestiòn fue una defecada.  

Y por ùltimo queda PPK, no le gusta porque es un lobbista, millonario y ha mamado màs de cuarenta años de la teta del estado. Acepta que el "gringo" sabe mucho, pero su talòn de Aquiles es su edad (78 años) està muy viejo, de repente le da un "patatus" iniciando su gestiòn y què hacemos.

Con todo este panorama oscuro, incierto, circense, el popular "sueño" no piensa votar por ningùn ambicioso político chupa sangre, votarà viciado para no pagar la multa y no darle el poder a ningùn corrtupto.