viernes, 28 de noviembre de 2014

RECOGE PESETAS

La bulla ensordecedora en el salón de clases era de locos, de pronto hace su ingreso el profesor de religión y todos los alumnos se ponen de pie; el traqueteo de carpetas desaparece, silencio  sepulcral, el teacher camina pasando revista, cual militar prepotente: le desagrada a los que están con la camisa afuera. Sigue observando, el único ruido es el taco de su zapato makario de la época que le ayudaba un poco a ganar estatura, que alcanzaba a los 1.60. Era chato, la nariz aguileña, la cara brillosa, el cabello engominado con  glostora; era el único docente del colegio que llegaba en terno, ese día estaba con un terno celeste.


Era lunes, los alumnos regresábamos a clases después de cuatro días de relajo por semana santa; el profesor nos dejó una tarea sobre el sufrimiento de cristo. Empezó revisando los trabajos de carpeta en carpeta, pasaba con el rostro adusto y al que no había hecho la tarea los sacaba al frente. Fueron cinco, me salvé porque a duras penas hice el trabajo. Una vez terminado la revisión se frota las manos mirando a los cinco flojos para el estudio parados delante de la pizarra verde, trajinada, rayada.
                                  

El "profe" mira a los cinco compañeros y les dice: osea que no han hecho el trabajo, ummm, se me ponen en posición de recoge pesetas (parados inclinados a recoger algo en el piso) el abusivo teacher se saca la correa gruesa, ancha y con mucha furia los aplica en pleno poto a los cinco; parecía que gozaba con el castigo porque la cara se le ponía roja y esgrimía una sonrisa endemoniada.


Era 1978, nos gobernaba una dictadura militar con Morales Bermudez. Colegio nacional, nadie reclamaba, los padres parece que aceptaban los atropellos de los docentes. En estos tiempos dicho profesor si haría lo mismo lo botarían del colegio con una velocidad como quien expulsa una flema.

Todavía quedan casos aislados como en Arequipa, que un profesor agredió a correazos a un alumno. Quizá los docentes trogloditas merodeen por algún centro educativo, pero su método salvaje de educar se le acabará por que nadie lo va a permitir.


jueves, 30 de octubre de 2014

CHAU MANUEL BURGA

Una vez estaba en un supermercado con su carrito lleno de cosas haciendo cola para pagar en caja; el "conchudo" estaba sonriendo por que sus gafas oscuras le ayudaban en no ser reconocido; pero esa sonrisa le duro poco; un ciudadano lo identificó y se armó el "chongo". Todos se fueron contra el bueno para nada de Manuel Burga; le hicieron un cargamontòn; a su vieja le recordaron como cien veces, hubo uno que le iba a meter puñete, hasta que entró la seguridad y se acabó la trifulca y el mal dirigente tuvo que abandonar el supermercado sin comprar nada.




El caradura no puede ir al cine, al supermercado, al teatro, al parque, pasear a su perro; y si lo hace se pone lentes oscuros, capucha y va bien acompañado por mastodontes guardaespaldas para que el 99% de los peruanos no lo escupa, lo insulten le recuerden a su madre, le saquen la mugre; por que el pueblo esta cansado del fracasado, el más perdedor de la pelota como dirigente.

Fácil es el hombre más odiado del Perú después de Abimael Guzmán; él lo sabe, pero como no tiene sangre en la cara le da lo mismo quedarse y disfrutar de sus ochenta viajes al año fuera del país. La FIFA lo protege y nadie lo puede tocar. Pero parece que esa suerte no lo va acompañar para siempre; hay informe de que estaría lavando activos

Hoy los peruanos amanecieron con una buena noticia; tacharon a Manuel Burga y no podrá postular a la re-reelección de la FPF. Al final del día sabremos si por fin este mal dirigente se aleja del fútbol peruano que tanto daño le ha hecho. Con una Copa Perú donde se compra árbitros, broncas descomunales, corrupción. El campeonato de primera totalmente colapsado, estadios con las canchas peladas, con jugadores con una barriga similar al de los tombos coimeros. Un fútbol donde se corre a cinco km por hora, lento, displicente, que sirve únicamente para agarrar sueño al toque.












viernes, 26 de septiembre de 2014

ME ROBAS PERO TE QUIERO

Me quedé perplejo, estupefacto, anonadado, sorprendido, extrañado, vacilante, desconcertado, confuso, se me aflojò el estómago, cuando me enteré la ultima encuesta de Datun que dice: el 49% de limeños dijo que Luis Castañeda Lossio"robará pero hará obras" y el 41% votaría por él; osea me robas pero igual te apoyo y te elijo Alcalde.


A un ciudadano cuando le roban su celular o le birlan su dinero tras marcarlo en un banco, maldice al delincuente, le desea todos los males; que se muera, que lo parta un rayo, que se pudra en la cárcel; pero al "mudo" Castañeda siguiendo la lógica de la encuesta en lugar de castigarlo lo premian. 




Estás elecciones  Municipales y Regionales dan pena y risa. Hay candidatos ladrones, violadores, borrachos, terroristas, morosos, asesinos, acusados por narcotrafico, condenados por asesinatos, etc. Tal es la desesperación de estos tipejos por hacerse del botín, o mejor dicho de un cargo que recurren a todo.

La angustia  de estos postulantes sobrepasa la imaginación por ejemplo: Vìctor Seminario es el mas chistoso, apeló a su apodo para llamar la atención: pinguita,  con ese "chaplin" piensa ganar en Pueblo Nuevo, Ica. Pienso que lo llaman así precisamente por no ser favorecido con su miembro reproductor, osea en buen criollo, es "cañón corto. 

"Esteban Cacha con el pueblo" no le gustó nada al Jurado Electoral; el tal Cacha aspira a la alcaldía del Santa. 
Susana Vallarán se planchó la cara, porque estaba mas arrugada que mi abuelita; la tía regia cree que esa es la formula para ganar. Àngel Tacchino es un conchudo, fue alcalde de Pueblo Libre y ahora quiere la mamadera de San Borja. Hay muchos candidatos que deben dinero y no pagan, la pregunta es: para qué quieren llegar  a ser autoridad, para hacer obras y robar, birlar, "chorear", tirar, póngale el adjetivo que quiera, de estos impresentables no se espera nada bueno para el pueblo.



lunes, 18 de agosto de 2014

MELISSA

Un metro ochenta, 25 años, cabello castaño, imponente, hermosa y lindos pechos. Un cuerpo de infarto, como les gusta a los peruanos. En el trabajo todos babean por ella cuando llega con una ajustada minifalda y moviendo las caderas de manera exagerada.

Melissa estaba en todo su esplendor, deseada por todos los varones donde trabajaba, admirada y piropeada por los jóvenes y viejos verdes cuando ella se atrevía a caminar por la calle. Pero todos se quedaban con las ganas, el único que disfrutaba ese monumento era su jefe, un hombre casado, alto, barrigón, canoso, miope, rabioso, con mal aliento; pero con mucho billete.

Cansada de ser la mal vista secretaria, sueldo ínfimo y que su jefe se aprovechara de ella, un día viernes renunció. Su nuevo oficio: el más antiguo del mundo. Melissa concluyó que vendiendo su cuerpo ganaría mucho dinero y pronto compraría un departamento, el sueño de su vida, bueno el de mucha gente creo. La guapa mujer se valoraba, por eso le puso precio: 200 dólares.


La guapa mujer tenia reglas para su trabajo, solo se acostaría con hombres que fueran de su agrado. Se consideraba una mujer A1. Ergo, no aceptaba cualquier fulano maloliente.


Acostumbrada a un aburrido horario de oficina, resolvió que solo se desprendía de su prenda intima de lunes a viernes. Solo dos encuentros al día. Los sábados y domingos eran sagrados, dormía hasta el mediodía; luego disfrutaba con películas en su pantalla gigante. En la tarde iba al gimnasio, luego de compras, su debilidad: las carteras de cuero.


Un día caluroso la visitó el rey de la papa; ella lo miró de pies a cabeza con desprecio y con un gesto de desaprobación le cerró la puerta; el tipo insistió con 400 dólares, igual lo mando a rodar. Se imaginó viendo al popular "chapulin el dulce"  y rechazó el dinero.

Así era Melissa, implacable. En una oportunidad rechazó a un otorongo congresista eléctrico, que le temblaba el cuerpo y pensó que el payaso político se moriría en pleno acto y se asustó. De inmediato largo a otra parte con su tembladera al viejo que se quedó con las ganas.

Pero lo mejor fue rechazar aun expresidente, de rasgos andinos y amante del trago. Un edecan fue la conexión; ella dijo: No, el militar le imploró mostrándole 1,000 de los verdes para que se acueste con el entonces mandatario, pero la mujer se mantuvo en sus trece y lo mando a rodar.

Con el dinero que ganó se compro un departamento. Con calculadora en mano aseguró que trabajaría cuatro años más y luego se plantaba. Los días de Melissa fueron de trabajo y relajo, pero ella deseaba enamorarse y casarse, total tenia todo el derecho.

Un día amaneció nublado, con el cielo gris y el panorama triste como suelen ser los días de invierno de Lima. Melissa recibe a un tipo de buena pinta, musculoso, esos que la derriten, incluso se atrevería hacerlo gratis. Ella suspiró y lo hizo entrar sin tanto trámite. El guapo paga los 200 dólares por los servicios que la mujer guardó en su cartera de cuero fino. Se entregaron como mandan los libros amatorios. La pareja estaba feliz que se olvidaron de la protección correspondiente.

Al terminar la faena Melissa estaba feliz entregándose con un tipo guapo, desconocido y, sonreía por que llegó al orgasmo; situación que no acostumbraba con los clientes. 

-Feliz le dice:¡me gustas, qué lindo eres!.

-El guapo responde todo displicente y con con la mirada perdida: no te importa que tenga SIDA.

Melissa enmudeció, palideció y balbuceó:

-No me digas que estás infectado. El tipo movió la cabeza afirmativamente. El cliente se vistió rápido y se largó dejando a la deseable mujer tendida en la cama sin decir nada.

Los días cambiaron para la bella Melissa, su vida también. Se deprimió, ya nada le importaba, caminaba con la mirada perdida. Definitivamente ya no fue la misma. Su vida no tenia sentido. Los pensamientos fueron abrumadores de que podría tener SIDA: y que moriría con esa terrible enfermedad; lloró mucho, no soportó esa situación y decidió lanzarse al vacío del quinto piso de su departamento, muriendo en el acto.

                           

miércoles, 9 de julio de 2014

MASACRE

El Estadio Mineirao de Belo horizonte era un cementerio, cuando Brasil era goleada, las imágenes eran patéticas,
hombres, mujeres y niños lloraban como si se hubiera muerto un familiar. Muchos cariocas pensaban que estaban sufriendo una pesadilla y esperaban despertar y ver que tal escenario de espanto no era verdad.

La masacre que le propinó Alemania no estaba en el calculo de nadie, ni de los propios alemanes. La tristeza y el dolor que se vivía en el estadio y en el país de la samba, era matizada con la alegría de los pocos teutones que estaban en las graderías y festejaban como locos con el baile que le daban en su propia casa y en su cara a los pentacampeones.


  
La goleada de 7 a 1 no se olvidará nunca en la memoria de los brasileños, el Maracanazo del 50 quedó chiquito para esta humillación. "Felipao" se debe estar arrepintiendo no convocar a jugadores que todavía podían estar, para darle ese juego vistoso, de emoción y de gol. Con este equipo no pasaba nada, jugaba sin alma, sin el jogo bonito. Esta catástrofe es una jalada de orejas a todos, que el estilo no se cambia.

Marcelo nunca sera como Roberto Carlos, Branco o júnior, Dani Alves tampoco como Cafú o Carlos Alberto. Como se extraña a jugadores con la calidad de Bebeto, Romario y el "gordo" Ronaldo; eran unos fenómenos.

Los docientos millones de brasileños al ver a su selección goleada, deseaban que entre el arbitro japones Nishimura para cobrar ocho penales a favor de la verdeamarela y poder ganar el partido. Ahora Brasil ya no es el país 'o mais grande do mundo'. sino el país "o mais goleado do mundo".         

Ayer no hubo fiesta en Brasil, todo lo contrario, se acentuó la protesta social, con saqueos, incendios de autobuses, robos y corrió bala como en el lejano oeste en las favelas de Río. Chau "Scratch" a llorar al rio de Janeiro. Si no logra el tercer puesto ya sería la estocada final a esta desgracia que le ha tocado vivir. Ser hexacampeones quedó solo en un sueño.




lunes, 7 de julio de 2014

DECISIONES QUE MATAN

Es hermoso el fútbol cuando se desarrolla en la cancha, con la pelota inflando las redes, disfrutando de una "huachita", de una pared, una triangulación, del sorprendente taco, de la "chalaca", de las celebraciones y las olas en la tribuna, las puteadas a los árbitros y a los macheteros, las pifiadas al jugador que en vez de ir a delante la pasa a su arquero, en fin, todo.

Fuera de la cancha es otra cosa, horrorosa diría; digamos que en el vestuario, cuando se gana, hay alegría, cuando se pierde, todos son una mierda. En las duchas desnudos los peloteros se putean rico. Eso pasó en la tienda española cuando Holanda los masacró 5 a 1. Los del Real Madrid se pelearon con los del Barcelona; el resultado ya todos sabemos, jugaron horroroso, el portero Iker Casillas fue una mazamorra y todos se fueron a su casa en la primera ronda.

Las argollas existen, aunque muchos lo nieguen. El entrenador argentino Alejandro Sabella dejó fuera al "apache" Carlos Tèvez, por que el enano Lionel Messi no lo quería en el grupo, por que dicen que es un elemento disociador, y como el chato jugador del Barcelona es el intocable, y lo que él dice se respeta y punto. Ahora cuanta falta hace el "apache", atrevido, con potencia y con gol para suplir al "fideo" Di María. El que jugará será el otro chato, el "kun" Agüero que este mundial no ha hecho nada diferente. Si Argentina pierde ante Holanda, la gente "gaucha" puteará al entrenador y al enano Messi por argolleros.



En la tienda brasileña la cosa es parecida  "Felipao" Scolari murió en su palo y no convocó al muelòn Ronaldinho, Kaka y Robinho. Ahora quièn remplazará a Neymar. Quién será el jugador diferente, el que le pone la magia, la fantasìa; ese juego la pone Ronaldinhopero no está por juerguero  y trasnochador, pero el dientón en esta copa entraba en los veinte minutos finales, hacia una jugada fantástica con gol y el estadio explotaba. 


 Así es el fútbol, lindo, sorprendente, pero la cosa no es tan brillante como parece ser; los entrenadores sudamericanos que pugnan por estar en la final del mundial, decidieron que jugadores deberían estar, hoy se arrancan lo pocos pelos que tienen por no convocar a los que hoy los necesitan con urgencia para solucionar el problema. El fútbol también es tristeza, hoy murió a los 88 años Alfredo Di Stefano el ídolo del Real Madrid y muchos dicen que fue mejor que Pelé y Maradona. Eso es el Mundial de fùtbol, con sorpresas y matices de alegría y tristeza.



lunes, 30 de junio de 2014

EL FÚTBOL LA GRAN PASIÓN

Corre la pelota por el verde cèsped, vibra la afición. Los estadios llenos, televisores prendidos en todo el mundo; lluvia de millones de dólares, de euros; equipos millonarios, como el de Brasil, que no luce, está desconocido, no hay fantasía, como las anteriores, que tenía estrellas.

Ya se fueron a su casa, España, Italia, Uruguay, Inglaterra, campeones del mundo. La pelota no se mancha dijo Maradona, y ya la manchó el "pistolero" Luis Suárez, mordiendo a su rival, eso no es fútbol, por chistoso lo regresaron a su país. 



Quedan ocho países que trajinaràn duro por alcanzar la gloria. Costa Rica es la sorpresa del mundial con su entrenador Jorge Luis Pinto, el señor de bigotes que sacó campeón Alianza Lima en 1997 luego de 18 años de sequía. Luego unos desarreglados jugadores le hicieron la vida imposible y el entrenador colombiano se fue. Esos desfachatados eran el trasnochador Waldir y el enano del chimpun 38, el "critter" jayo. Estos peloteros no soportaron la dureza en los entrenamientos y que los vigile por las noches tocándole la puerta de sus casas.

Brasil es alegría por que la fiesta está instalada por la pelota y tristeza y amargura por las protestas sociales. Pese a todo la FIFA hace fuerza para que la fiesta siga hasta ver al campeón, esperando que no haya nada anormal con el comportamiento de los árbitros que siempre están en el ojo de la tormenta.